Apostando a futuro con la Planeación.

Estándar

Se debe anticipar las consecuencias de las decisiones que tomemos, así como cualquier factor externo que pueda afectar los resultados.

La planeación es simplemente decidir lo que se va a hacer en el futuro. Pero como lastimosamente nadie sabe con certeza lo que puede hacer la competencia o los fenómenos económicos o naturales que puedan suceder, entonces es ilógico tratar de adivinarlo, por lo que la planeación en sí, debe ser una orientación hacia dónde queramos que la empresa se coloque en el futuro, y que todos nuestros objetivos esten encaminados a cumplir ese fin, eso ayuda a que las divisiones, los departamentos y los empleados no trabajen con propósitos cruzados.

La planificación puede clasificarse como a largo plazo y anual. La planeación a largo plazo generalmente se lleva a cabo en los niveles más altos de la empresas que toman desiciones para guiar la estrategia de crecimiento, desarrollo y adquisición de la empresa en un plazo. Mientras que la planificación anual implica el establecimiento de objetivos, planes y pronósticos más específicos para el período que sigue inmediatamente. Entre más corto el período, más precisos deberán ser los planes.

Existen también los planes permanentes (políticas generales y los procedimientos estándar de operación) y los planes de un solo uso (orientados a programas o proyectos especiales).

Por supuesto, los planes pueden fallar, en especial los planes a largo plazo y los formulados en períodos de gran incertidumbre económica, tecnológica y social. Además la planeación puede conducir a cierto grado de rigidez que no permite que las oportunidades imprevistas se aprovechen, o que no exista lugar para la creatividad y la iniciativa. Pero gracias a ésta, es más fácil evitar las crisis y minimizar los errores mediante una planeación cuidadosa y a la vez realista que nos ayude a anticipar los problemas. La planeación nos permite considerar los mejores métodos para las decisiones y las alternativas más viables y efectivas.

Uno de los más grandes beneficios que puede traer consigo la planeación es que proporciona una base para el control, mediante normas por las cuales pueda medirse el desempeño, siendo clave para identificar cualquier desviación en el plan.

 

Gabriela Duke

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s