Archivo de la etiqueta: beneficios

Oportunidades en el Área de Ventas

Estándar

Los vendedores en la actualidad pueden encontrar puestos interesantes, trabajos que suelen estar bien pagados y que ofrecen muchos beneficios adicionales.

Quizá la ventaja más importante en ventas es que es el puesto de entrada para miles de otros puestos ejecutivos en la mercadotecnia; esto es debido a las habilidades que se desarrolla al vender una compañía y sus productos, al lograr buenas y perdurables relaciones con los clientes, que puede resultar benéfico durante la carrera de una persona, ya que este conocimiento en ventas es transferible.

La mayoría de los gerentes de ventas salen de su personal en la fuerza de ventas, por lo que estos tienen la oportunidad de demostrar sus conocimientos y habilidades administrativas y ponerlas en práctica tan rápida y eficientemente como sea posible.

La dirección y administración de personas es un reto constante, ya que el éxito del gerente de ventas tiene una relación directa con el éxito de la fuerza de ventas. Ser un gerente de ventas proporciona la oportunidad excelente para practicar el liderazgo. El reto está en manejar a un grupo de personas que a diario se enfrentan a una variedad de situaciones desafiantes y no rutinarias. Los puestos así son los que ayudan a formar carácter y a obtener una excelente experiencia sobre la forma de responder a los constantes cambios que nos impone el entorno; a cómo buscar alternativas productivas a las diferentes oportunidades y amenazas; y sobre la forma de manejar una crisis.

En cuanto a las compensaciones, en muchas empresas los gerentes de ventas reciben una compensación más elevada que los otros gerentes de nivel medio; en tanto los gerentes de ventas continúan subiendo a puestos de más alto nivel, los salarios y otras compensaciones también lo hacen.

Las oportunidades de progreso se da más a menudo a los gerentes de ventas que en otras áreas de la empresa por varios factores. Uno de las razones es porque un gerente de ventas está en un puesto de línea, ya que tiene la responsabilidad directa de lograr los objetivos de la firma, por lo que sus puestos son más cruciales para el éxito de una compañía; mientras que los demás departamentos como el de contabilidad, personal, compras, I&D y demás, ayudan al trabajo de la línea a trabajar en forma más eficaz hacia el logro de los objetivos. Otra razón es el desempeño y la eficacia de los gerentes de ventas se miden en forma fácil y directa. Ya que se pueden tomar como base varias medidas como el desempeño de las ventas y utilidades del territorio, división o región a cargo de un gerente de venta en particular; mientras que con los contadores, gerentes de personal y director de investigación, ¿cómo se puede medirlos de forma objetiva?.

Gabriela Duke

Anuncios

Apostando a futuro con la Planeación.

Estándar

Se debe anticipar las consecuencias de las decisiones que tomemos, así como cualquier factor externo que pueda afectar los resultados.

La planeación es simplemente decidir lo que se va a hacer en el futuro. Pero como lastimosamente nadie sabe con certeza lo que puede hacer la competencia o los fenómenos económicos o naturales que puedan suceder, entonces es ilógico tratar de adivinarlo, por lo que la planeación en sí, debe ser una orientación hacia dónde queramos que la empresa se coloque en el futuro, y que todos nuestros objetivos esten encaminados a cumplir ese fin, eso ayuda a que las divisiones, los departamentos y los empleados no trabajen con propósitos cruzados.

La planificación puede clasificarse como a largo plazo y anual. La planeación a largo plazo generalmente se lleva a cabo en los niveles más altos de la empresas que toman desiciones para guiar la estrategia de crecimiento, desarrollo y adquisición de la empresa en un plazo. Mientras que la planificación anual implica el establecimiento de objetivos, planes y pronósticos más específicos para el período que sigue inmediatamente. Entre más corto el período, más precisos deberán ser los planes.

Existen también los planes permanentes (políticas generales y los procedimientos estándar de operación) y los planes de un solo uso (orientados a programas o proyectos especiales).

Por supuesto, los planes pueden fallar, en especial los planes a largo plazo y los formulados en períodos de gran incertidumbre económica, tecnológica y social. Además la planeación puede conducir a cierto grado de rigidez que no permite que las oportunidades imprevistas se aprovechen, o que no exista lugar para la creatividad y la iniciativa. Pero gracias a ésta, es más fácil evitar las crisis y minimizar los errores mediante una planeación cuidadosa y a la vez realista que nos ayude a anticipar los problemas. La planeación nos permite considerar los mejores métodos para las decisiones y las alternativas más viables y efectivas.

Uno de los más grandes beneficios que puede traer consigo la planeación es que proporciona una base para el control, mediante normas por las cuales pueda medirse el desempeño, siendo clave para identificar cualquier desviación en el plan.

 

Gabriela Duke