Archivo de la etiqueta: Planeación

Apostando a futuro con la Planeación.

Estándar

Se debe anticipar las consecuencias de las decisiones que tomemos, así como cualquier factor externo que pueda afectar los resultados.

La planeación es simplemente decidir lo que se va a hacer en el futuro. Pero como lastimosamente nadie sabe con certeza lo que puede hacer la competencia o los fenómenos económicos o naturales que puedan suceder, entonces es ilógico tratar de adivinarlo, por lo que la planeación en sí, debe ser una orientación hacia dónde queramos que la empresa se coloque en el futuro, y que todos nuestros objetivos esten encaminados a cumplir ese fin, eso ayuda a que las divisiones, los departamentos y los empleados no trabajen con propósitos cruzados.

La planificación puede clasificarse como a largo plazo y anual. La planeación a largo plazo generalmente se lleva a cabo en los niveles más altos de la empresas que toman desiciones para guiar la estrategia de crecimiento, desarrollo y adquisición de la empresa en un plazo. Mientras que la planificación anual implica el establecimiento de objetivos, planes y pronósticos más específicos para el período que sigue inmediatamente. Entre más corto el período, más precisos deberán ser los planes.

Existen también los planes permanentes (políticas generales y los procedimientos estándar de operación) y los planes de un solo uso (orientados a programas o proyectos especiales).

Por supuesto, los planes pueden fallar, en especial los planes a largo plazo y los formulados en períodos de gran incertidumbre económica, tecnológica y social. Además la planeación puede conducir a cierto grado de rigidez que no permite que las oportunidades imprevistas se aprovechen, o que no exista lugar para la creatividad y la iniciativa. Pero gracias a ésta, es más fácil evitar las crisis y minimizar los errores mediante una planeación cuidadosa y a la vez realista que nos ayude a anticipar los problemas. La planeación nos permite considerar los mejores métodos para las decisiones y las alternativas más viables y efectivas.

Uno de los más grandes beneficios que puede traer consigo la planeación es que proporciona una base para el control, mediante normas por las cuales pueda medirse el desempeño, siendo clave para identificar cualquier desviación en el plan.

 

Gabriela Duke

La Planeación y el Éxito

Estándar

El éxito que poseen las empresas ¿será cuestión de suerte o de una buena administración por parte de la gerencia? 

En el marketing y en general dentro de la empresa, nada se dá de la nada, todo se da gracias a una detallada planeación. Que nos ayuda a aumentar las posibilidades de el éxito que puede tener una empresa para alcanzar sus objetivos y satisfacer sus obligaciones.

La planeación consiste en el proceso a través del cual se pueda analizar la situación actual (en dónde estamos), se establecen objetivos (dónde queremos llegar) y se definen las estrategias y cursos de acción (cómo vamos a llegar) necesarios para alcanzar dichos objetivos.

Sea cual sea el tamaño de una empresa, la planeación es fundamental para el éxito de ésta, ya que sirve como base para las demás funciones administrativas permitiendo reducir la incertidumbre y minimizar los riesgos.

El proceso administrativo o funciones administrativas se organiza de la siguiente manera:

PLANEACIÓN:

-Desición sobre objetivos.

-Definición de los planes para alcanzarlos.

– Programa de Actividades.

ORGANIZACIÓN:

-Recursos y Actividades.

– Cargos.

-Atribución de Responsabilidad y autoridad.

EJECUCIÓN:

-Comunicación.

– Liderazgo.

– Motivación Personal.

CONTROL:

– Estándares para medir el desempeños.

– Corregir los errores en caso de haberlos.

Son muchas las actividades en las que se puede dividir cada fase, dependiendo de la empresa y de su manera de trabajar, pero la anterior es la forma básica e integral en llegar a las metas que se han proyectado.

Gabriela Duke